Operacionalización de variables de una tesis

Llegamos al momento de la precisión, el instante en el que nos dedicamos a definir las variables, que no son más que los atributos del objeto de estudio, y que deben poder ser observables, medibles y susceptibles a cambios, mientras que los elementos que conforman a dichos atributos se conocen como indicadores. Las variables y sus indicadores parten de la hipótesis formulada en la investigación.

Si por ejemplo el color y peso formarán parte de los atributos del objeto de estudio, las variables e indicadores vendrían dadas al categorizar cada color o peso específico a ser tomado en cuenta en la observación, medición y análisis. El ciclo de vida de las variables inicia con la observación, el momento en el que son descubiertas, seguido por su clasificación al ser agrupadas por separado, antes de ser medidas para su posterior estudio e interpretación.

De lo difuso a lo concreto

La variables se categorizan según su naturaleza, amplitud, abstracción, carácter de escala y posición. Las agrupadas en cuanto a su naturaleza son las cualitativas o no numéricas, estás abarcan atributos subjetivos y las cuantitativas o calculables, que son las que gozan de datos disponibles para su medición objetiva. En cuanto a las variables consideradas por su amplitud, se dividen en macro sociológicas o características de grandes unidades sociales, y no macro sociológicas, aquellas conformadas por individuos o pequeños grupos.

Los atributos del objeto de estudio que no pueden ser enteramente medibles son las variables generales, intermedias y empíricas, ellas se agrupan por su abstracción. También se considera al categorizar las variables su carácter de escala, en este caso, encontramos las categorías aleatorias o nominales, las que poseen un orden determinado u ordinales, y de intervalo, aquellas que poseen un grado o distancia entre sí. Por último se considera a la hora de dividirlas su posición, si son dependiente a la variable focal del estudio o independientes sin son el eje de la investigación.

Teniendo en cuenta la complejidad que hay detrás de las diferentes variables de una tesis, es evidente que una herramienta como la operacionalización de las variables es crucial, para mantener el foco, orden y efectividad. En otras palabras es el mecanismo de pasar una variable de observable, a aplicable u operativa y así poder verificar la hipótesis planteada.

Para operacionalizar una variable se debe primero definirla, luego se le debe realizar un acertado desglose de sus dimensiones y aspectos principales. A partir de dichos aspectos se podrá saber cuales son sus respectivos indicadores, para finalizar, jerarquizándolos en un índice de mayor a menor importancia. Sólo luego de este mecanismo se puede llevar una variable abstracta, o definida vagamente al plano operacional.

Por todo lo expuesto, se puede decir que las variables son la columna vertebral de una tesis, lo que transforma lo difuso a lo concreto. Tanto las variables, como sus indicadores y dimensiones no nacen de la imaginación del investigador,  sino de la observación y el análisis basado en el respaldo teórico. Sin olvidar nunca que como su nombre lo indica, una variable, puede variar, todo lo observado y estudiado cambia, y esa alteración o alteraciones son las que toda tesis debe analizar.

About Betsabé Zamora

Desde siempre me ha apasionado el mundo de la comunicación y notar como, gracias al poder de las palabras, se crean maravillosos puentes para conectar mentes y corazones entre sí.

También te va a interesar

Asesoría de Tesis de Evasión Tributaria en las MYPES

La evasión tributaria en las mypes es muy común, en nuestro país. Por lo general, …

One comment

  1. Buenas noches
    La variable sobre el aprendizaje en aula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *