¿Cómo hacer una tesis?

Escuchar la palabra “tesis” puede ser, para muchos, sinónimo de migraña, de preocupación y de angustia… pero, como todas las cosas que parecen en principio engorrosas o tediosas, la gran diferencia está en cómo se encaran y la voluntad de realizarlas, el costo y beneficio de terminarlas o dejarlas inconclusas.

En los estudios -y en la vida en general- lo idóneo siempre será ocuparse en vez de preocuparse, en definitiva, es cuestión de ganas, las personas hacen lo que les gusta o lo que les toca, los inteligentes lo que les conviene, pero los sabios hacen lo que tienen que hacer con disfrute, pues encuentran satisfacción tanto en el recorrido como en la meta. 

¿Cuál es el primer paso?

Lo primero y más fundamental para hacer una tesis, es la elección del tema en el cual se enfocará tu trabajo de investigación. Es decir, elegir un tema de tesis adecuado es un punto clave si se quiere realizar un trabajo de calidad, pues si no estás a gusto con tu elección, el proceso de elaboración te puede resultar aburrido y puedes correr con el riesgo de no concluirlo.

¿Qué puedes hacer al respecto? Lo ideal es que crees un listado de temas y estudies las posibilidades de elaboración de cada uno de ellos, así como también debes reflexionar sobre los pros y contras de cada uno.

La gran interrogante de muchos es: ¿elegir un tema del cual ya conozco o abrirme a probar con algo totalmente nuevo? Elegir un tema sobre el cual ya tienes conocimientos te permitirá avanzar de manera más rápida y profundizar. Pero si te sientes más bien atraído hacia un tema del cual no sabes mucho, tendrás la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos y crecer como profesional. Todo es cuestión de precisar cuál es tu prioridad académica, profundizar en lo conocido o aprender sobre lo aún no explorado. ¿Cuál es tu intención? ¿Profundizar o expandirte en algo nuevo?

¿Sabes también que es de vital importancia? Que el tema que elijas sea de tu interés para que puedas dedicarte a investigarlo por mucho tiempo sin aburrirte. Debe, además, brindar un aporte a la asignatura donde se cuestione una temática actual y se muestren diferentes perspectivas y formas de abordarlo. Cerciórate que exista una buena cantidad de materiales y fuentes para poder consultar en la elaboración de tu tesis.

La hoja en blanco

Ya finalizado el proceso de selección del tema a desarrollar en el trabajo de investigación, llega el momento de hacer frente a un mal común de los estudiantes, el miedo de muchos: “la hoja en blanco”. Ese universo vasto que puede ser un lienzo en blanco, sin saber donde empezar, puede crear un bloqueo a más de uno. Y la única forma de superar este bloqueo es escribiendo, dejando ir la necedad de buscar redactar siempre el párrafo perfecto o caer en la mediocridad de escribir por escribir sin sustancia, sin objeto. Trabajar bajo real o falsa presión es aconsejable para lograrlo, si es necesario fíjate un deadline personal adicional al acordado con la casa de estudio o con el tutor académico y metodológico para cumplir a tiempo.

La importancia de la delimitación

Para lograr tu meta, tienes que saber con qué cuentas. Así que debes evaluar además tus recursos, saber que necesitas, donde y cómo puedes recolectar los datos, tener una idea del tiempo necesario para realizar la tesis y contemplar los costos posibles (si es posible, que tu presupuesto sea un poco más elevado de lo que estimas por si sale algún extra que no consideraste en su momento).

Todas las interrogantes a contestar de tu proyecto tienen más probabilidad a llegar a buen término, a partir de la delimitación, pues entre más concreto sea el tema, mejor se establecerán los límites y alcances de la tesis. Un tema poco especificado trae como consecuencia inconsistencia o demasiada amplitud en la investigación, lo cual alargaría indefinidamente su realización.

Entre más concreto sea el tema, mejor se establecerán los límites.

Consejo de oro

Una tesis es un universo amplio, que al comienzo puede abrumarte, así que la recomendación que te damos desde Consultoria Educativa es la siguiente: organízate, fíjate un lapso diario para avanzar en tu proyecto, ve poco a poco, avanzando capítulo por capítulo, y verás que en un abrir y cerrar de ojos tienes tu proyecto de tesis listo en tus manos.

¡Ánimo!

About Betsabé Zamora

Desde siempre me ha apasionado el mundo de la comunicación y notar como, gracias al poder de las palabras, se crean maravillosos puentes para conectar mentes y corazones entre sí.

También te va a interesar

Asesoría de Tesis de Evasión Tributaria en las MYPES

La evasión tributaria en las mypes es muy común, en nuestro país. Por lo general, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *